Energía eólica

Desde la antigüedad se conoce la posibilidad de utilizar la energía de viento mediante molinos. Hoy se utiliza la energía eólica para generar electricidad del entorno mediante aerogeneradores, que son generadores eléctricos movidos por una turbina. Esta turbina está accionada por el viento, o sea del aire en movimiento.
En el año pasado empezaron a trabajar en Alemania unos 950 aerogeneradores nuevos con una potencia total de casi dos gigavatios, lo que corresponde a la capacidad de dos centros nucleares. En lo que al aprovechamiento de la energía eólica se refiere, está Alemania a la misma altura que China y el número dos detrás de EE.UU. Después siguen España e India. A pesar de la crisis financiera, el año 2009 resultó ser un año excelente para el sector de energía eólica global, ya que la potencia total instalada subí en casi un tercio a 158 gigavatios. El aumentó más grande registró China (+ 13 gigavatios) y EE.UU. (+ 10 gigavatios).
Hay grandes proyectos de instalar parques de energía eólica en alta mar, los así llamados parques eólicos offshore. La iluminación de estos gigantes es con led. Es un sector relativamente joven. Los fabricantes líderes de las turbinas y componentes para los aerogeneradores instalados en alta mar ya han montado sus lugares de producción en regiones cerca del mar. Es allí donde se fabrican estos molinos gigantes que pronto se moverán en alta mar. Tomando como ejemplo a Bremerhaven de Alemania, se puede confirmar que hasta la fecha este sector joven ha creado algunos 3000 nuevos puestos de trabajo. Según pronósticos a largo plazo se calculan con 7000 a 14000 nuevos puestos de trabajo. Teoréticamente sería suficiente para proporcionar un puesto de trabajo nuevo a todos los actualmente desempleados de la ciudad. Pero lamentablemente también se tiene que reconocer que la recuperación económica de una región sólo tiene una influencia muy lenta sobre el mercado de trabajo, ya que el personal requerido por la industria necesita cierta formación profesional. No parece resultar nada fácil animar a la mano de obra disponible acudir a los cursillos de formación correspondientes necesarios con el fin de poder cubrir los puestos de trabajo vacantes. Tampoco hay mucho dinero disponible para poder pagar la formación profesional de estos trabajadores. Resultará necesario traer a personal especializado de otras regiones.