Consejos para evitar la destrucción del medio ambiente

Hay que tomar decisiones de forma consciente. Todos cuentan, ¡todos podemos hacer algo! Es cada vez más importante tener en cuenta las decisiones, para tomar parte activamente en el cambio de valores ecológicos. Ya hay muchas soluciones a los retos de nuestro tiempo, y sin perder calidad de vida podemos asumir responsabilidad sostenible. Así podemos conservar un planeta habitable para nosotros y las próximas generaciones.
Aquí algunas sugerencias como con un pequeño esfuerzo puede hacerse algo para la preservación de nuestra naturaleza. Con decisiones diarias y muy  conscientes por productos regionales, producidos bajo condiciones justas y sostenibles, se combinar responsabilidad para los seres humanos y el medio ambiente.
Todo lo que consumimos, de una u otra manera ensucia y contamina  el medio ambiente.  Esto es un hecho lamentable e inevitable. Pero hay cosas que podemos hacer como individuos y empresas, para minimizar el impacto sobre el medio ambiente. Una cosa por ejemplo es consumir menos y producir menos residuos, si es posible utilizar productos más de una vez y reciclar lo más posible. Especialmente en nuestros hogares podemos hacer muchas cosas pequeñas que juntos causan un gran efecto y ayudan a ahorrar dinero y recursos naturales. Vuelve a utilizar por ejemplo papel de regalo, envolturas de papel, lazos y cintas de cumpleaños y de regalos de Navidad.
Quien no usa artículos de higiene como pañuelos de papel, papel higiénico o rollos de cocina hechos de papel reciclado, toma en cuenta, que para estos artículos aún bosques subtropicales sean destruidos para la producción de celulosa. Ahora en cada supermercado y en cada farmacia hay  artículos de papel hechos de papel reciclado. ¡Suaves e higiénicos!
Se estima que mundialmente se destruye cada minuto la cantidad de árboles que ocupan más de 30 campos de futbol para la producción de celulosa para papel y papel higiénico. Si todo el mundo compraría papel reciclado, cada año 3 millones de hectáreas de bosques podrían permanecer en el mundo.
Simplemente sustituye las bombillas y utiliza bombillas de ahorro de energía.  A través de bombillas de bajo consumo de energía se ahorra sobre el consumo de energía alrededor del 80 por ciento en comparación con las lámparas incandescentes convencionales. Suponiendo que en los hogares se necesita diariamente durante 3 horas luz eléctrica y se cambia las bombillas convencionales por bombillas de bajo consumo, se podría ahorrar  9,8112 teravatio-horas por año.  Esto corresponde aproximadamente a la producción de una planta de energía nuclear, que así no haría falta.
Grifos que gotean se debe cambiar o reparar. Quien piensa un grifo que gotea no es tan malo debe ser consciente de la siguiente cuenta: de un grifo que gotea, por hora se acumula un litro de agua. Esto resulta en unos 8760 litros a lo largo de un año.