Conciencia del medio ambiente

Antes de resolver problemas ambientales, estos deben percibirse como tales por las personas. A primera vista esta afirmación parece evidente. Pero vale la pena considerar el asunto, como muestra la historia de la conciencia del medio ambiente. Tanto ríos y lagos contaminados como suelos contaminados y el aire muy cargado ya existían mucho antes de que los términos problema ambiental, crisis ambiental  y conciencia ambiental empeñaran un papel en el debate público. Sólo a mediados de los años 1980 el tema de la protección del medio ambiente se hice uno de los problemas políticos más importantes.
Hoy, una conciencia ambiental es ampliamente difundida y muchas personas creen que habrá una catástrofe medio ambiental si seguimos como ahora.
El término de conciencia del medio ambiente se define como “entendimiento del peligro que corren las bases vitales naturales del hombre causado por él mismo” y como “disposición de poner remedio”.  Esta determinación de concepto sigue siendo actual también hoy en día, pero ha sido diferenciado. Hoy se diferencia entre varios componentes de la conciencia del medio ambiente, en primer lugar conocimiento del medio ambiente, opinión ambiental, actitud ambiental e intenciones de comportamiento:
Conocimiento del medio ambiente describe el nivel de conocimiento e información de una persona referente al medio ambiente y naturaleza así como de tendencias y desarrollos en campos ecológicos. Hablando de opiniones ambientales a parte de opiniones referente a cuestiones de protección del medio ambiente, también se entiende miedos, indignación, ira y desconcierto así como orientación básica personal. Con actitud ambiental se denomina la actitud individual en situaciones de la vida cotidiana. De esto se distingue la voluntad de acción e intenciones de comportamiento,  es decir declaraciones de comportase así y de ningún otro modo.